Maltrato en vidas pasadas por clarividencia y la memoria celular

Trisquel

En este artículo voy a hablar en primera persona de un tema que me ha tocado vivir y que hoy en día trato de sanar completamente: el maltrato por haber tenido despierta la visión espiritual. Por ello, es el artículo más importante de esta web.


Falsa religión y violencia

Desde los tiempos más inmemoriales de existencia en el planeta Tierra, se ha juzgado y maltratado a los seres que han tenido ideas y sentimientos muy diferentes al resto y que han atentado contra lo más profundo de las creencias radicales de los individuos.
Siempre que se ha creado una organización alrededor de un ideal divino, se ha ido subjetivando y orientando esa creencia egoístamente hacia el interés de los pocos que la han controlado, creándose a raíz de ello extremismos ideológicos, violencia injustificada y una pérdida de la esencia de lo divino.

Y esto, en diferentes formas, es lo que ha ocurrido en la mayor parte de las diversas religiones del mundo, entre las que observaremos las que a continuación expongo:

Si dirigimos nuestra mirada a la India y la religión hindú, nos encontramos que algunas personas religiosas y enfocadas en el espíritu, se han otorgado a sí mismos su actual posición social y hegemonía con la creación de las castas, siendo la suya la posición más alta, aprovechándose del gran poder de la religión en este país.
En el Islamismo, tergiversando las enseñanzas del profeta Mahoma, se le ha presupuesto mayor dignidad e importancia al hombre que a la mujer, predominando en este caso la ley del "más fuerte".
Si hablamos del Cristianismo, no podemos olvidar en especial la época de la Inquisición y es en este aspecto en el que voy a incidir porque es el que nos toca personalmente a mi familia y a mí.
Remontándonos a la época en la que el gran maestro Jesús dejó el plano físico corporalmente, sus enseñanzas formaban parte de la mente de muchas personas que habían estado en contacto con Él, pero éstas se transmitían de unos a otros más bien a través de grupos reducidos y por el boca a boca principalmente.
No fue hasta décadas más tarde cuando se empezó a plasmar a través de escritos en gran medida la vida y enseñanzas de Jesús, habiendo sido distorsionada la información con el paso de los años, perdiendo su fidelidad a la Verdad, con frecuentes intereses, a veces inconscientes, fruto del egoísmo de algunos.
A partir de esta información distorsionada en parte, se creó con el tiempo la Biblia y las organizaciones autodenominadas cristianas.
Una de ellas, la principal, que es la católica , desde el principio modificó a su antojo las pautas de lo que según ellos son las palabras originales de Jesús, ocultando los conocimientos más profundos de su enseñanza y suprimiendo o haciendo más inteligibles otros aspectos de su doctrina como la reencarnación o el hecho de la existencia de Dios y todo su amor y potencialidades íntegramente dentro de cada uno de nosotros. Al no reconocer esto han tratado de ponernos a sus pies, creando el falso concepto de pecado y haciéndonos creer que debíamos seguir sus preceptos para salvarnos.
Y en ese intento de monopolizar la idea de Dios y de la Verdad, han ido en contra de todo aquel que ha manifestado una idea mínimamente contraria a sus propios principios.
Desde la primitiva organización católica que llega hasta nuestros días y debido en gran parte a la creación de jerarquías dentro de su núcleo, este grupo cristiano empezó a hacer un abuso de su poder y a censurar y hacer desaparecer toda la información y personas con ideales peligrosos para su supervivencia, al dejar éstos en evidencia a algunos de los falsos postulados "cristianos", yendo más allá de ellos en cuanto a la profundidad comprensión espiritual se refiere.
Entre dichos hombres, con pensamientos distintos a lo medianamente común, los que desde el principio fueron blanco más fácil para el autoritarismo religioso radical, fueron aquellos con capacidades extrasensoriales fuera de lo normal, que podían tener acceso directo a la información real de la existencia, la única Verdad. Y fue lo que yo viví.




Familias álmicas y memoria celular

A lo largo de las encarnaciones de las almas, se establecen relaciones familiares permanentes o de cierta duración entre ellas, ya que poseen características kármicas comunes. Por ello, es habitual que almas que son actualmente parte de nuestra familia, lo hayan sido también en algunas de nuestras encarnaciones. Formamos  por ello parte de una misma familia álmica.
Durante este proceso de encarnaciones, las personas del grupo familiar que van falleciendo, van encarnando como  miembros que forman parte de su misma descendencia, siendo depositarios de los códigos de información grabados físicamente en las células del cuerpo y que van siendo transmitidos de generación en generación.
Lo que esto hace es que ya sea consciente o inconscientemente, tengamos unas pautas de comportamiento tanto familiares como personales propias del alma individual que son heredadas y que repetimos una y otra vez hasta que hemos transcendido ese karma.


Mi experiencia

Lo que a mi familia y a mí nos tocó vivir está relacionado con todo lo expuesto anteriormente.
Nosotros, como grupo familiar, desarrollamos con el paso de las vidas la clarividencia natural como resultado de nuestra apertura de conciencia gestado a lo largo de los años de experiencia  física. Por ello, en gran parte de los miembros de la famlia, desde nuestro nacimiento, existía esta característica de percepción amplificada que nos permitía captar fenómenos naturales más allá de lo ordinario.
Nosotros felizmente nos comunicábamos con entidades no físicas que nos transmitían conocimientos acerca de lo que había más allá de el plano físico y que era lo que nosotros mismos podíamos ver con nuestro tercer ojo.
Con el paso del tiempo y cuando íbamos expresando cada vez más aquello que veíamos tal cual lo sentíamos, nos dábamos cuenta de la dificultad que tenían las personas que nos rodeaban de aceptarlo, más aún cuando estaban aferrados fuertemente a ideales religiosos con pilares falsos.
Nos tocó vivir lo que a muchos otros en Europa durante los tiempos en los cuales el hombre tenía sometida parte de su libertad por la religión. Cuando mucha gente entró en conocimiento de lo que hacíamos y veíamos, trasladaron este hecho a los más altos representantes de la organización cristiana, los cuales nos persiguieron, ridiculizaron y maltrataron hasta la muerte en muchos casos.
Esto creó un trauma en nosotros: un miedo a ver en primer lugar, miedo a expresar lo que percibíamos a través de nuestra característica natural de la visión acrecentada y en consecuencia miedo al maltrato y al castigo, creando en adelante una información celular traumática a partir de la cual bloquearíamos toda la parte derecha de nuestro cuerpo desde el pie hasta el cráneo, ya que la energía que se encarga de darnos la percepción espiritual a través de nuestro tercer ojo y de nuestra visión interna, lo hace fluyendo por nuestro lado derecho del cuerpo.
En segundo lugar nos provocó un miedo congénito a expresarnos por temor al castigo y por consiguiente, también a la muerte. Los que sobrevivieron entre nosotros a estos hechos, no quisieron volver a ver más allá de lo ordinario, para dejar de tener que sufrir por ello.
En esta vida yo era principalmente el miembro de que traía la mayoría de esa información errónea albergada en mi cuerpo.
Desde muy pequeño existía en mí una dificultad muy grande para expresarme y aunque desde los dos años ya hablaba con gran soltura con mi familia, con personas que no pertenecieran a nosotros no podía expresar palabra alguna y simplemente se me catalogaba como tímido aún cuando yo no me sentía como tal. Tan solo sentía conscientemente que era muy diferente a los demás, que albergaba unos sentimientos tan profundos que nadie podía comprender y por ello no me sentía comprendido ni apoyado al ver actuar a los demás de una forma tan diferente a lo que sentía que era yo.
Sin embargo el miedo a expresarme no podía ocultarse y llegué a estar cerca de un año sin decir ni una sola palabra en el colegio cuando tenía sólo 7 años.
Continué con mi dificultad para hablar durante toda mi adolescencia sin comprender la causa real. Más adelante fui adentrándome en la comprensión de mi mismo y del espíritu y fui recordando y organizando conceptos y sentimientos, hasta que conocí a gente muy importante para mí con los mismos dones que sin yo decirles nada me confirmaron lo que yo sentía, lo cual ha sido para mí la prueba definitiva.

Hoy en día he comprendido mi misión y proceso de sanación y liberación de esa falsa información y trabajo a través del movimiento de la energía, ejercicios de recuerdo y de expresión de lo que siento.
Y ese es el motivo que me ha llevado inconscientemente a la creación de esta web: poder expresar lo que soy realmente y la información que traigo, para que deje de existir ese miedo en nuestra familia y podamos vivir libremente y sentar un precedente para que otros puedan hacer lo mismo.

Como son muchos los que han vivido lo mismo, dejo abierta la sección de comentarios para que contéis vuestra experiencia o si estáis interesados en que escriba las técnicas energéticas para liberaros de los obstáculos que os impiden alcanzar la visión. Seguiré ampliando este artículo.

8 comentarios:

  1. Os animo a que comentéis vuestras experiencias y opiniones para profundizar en el asunto del post: maltrato en vidas pasadas y memoria celular.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo14:41

    Qué interesante, estoy de acuerdo contigo. Me gustaría que explicaras esas técnicas técnicas energéticas para liberaros de los obstáculos que nos impiden alcanzar la visión, pero yo de momento, no prefiero contar ninguna parte de mi historia.

    Gracias por la web.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo20:10

    Gracias por todo esto. Estoy en búsqueda de mi yo para enfrentarme mejor al mundo y hasta ahora doy con alguien que describe lo que sucede...

    ResponderEliminar
  4. Todavía tengo pendiente ampliar este tema, profundizando más en las técnicas de liberación.

    Sigo mi investigación personal. Ya sabéis que os podéis poner en contacto conmigo a través del email del blog

    Es interesante que nos podamos enriquecer unos a otros con nuestras experiencias

    ResponderEliminar
  5. Anónimo19:51

    Es posible que los maltratos sufridos en una guerra en siglos pasados los tengamos en nuestra memória celular sin darnos cuenta y de inprovisto los exterioricemos de una forma generalizada?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es posible. Es más, es lo que ocurre en cada paso que damos. Es lo que nos condiciona y lo que hace que seamos de una manera u otra. Es un tema para estudiar profundamente. Observémonos.

      Eliminar
  6. Las enseñanzas espirituales que expone Billy Meier son de una gran profundidad que vale la pena estudiar. esto se encuentra de la página web de la FIGU; es.figu.org

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:19

    podrias aclarar sobre la clarividencia de vidas pasadas? que tipo d clarividencias existen?

    ResponderEliminar

Comentar