Telekinesis

También conocida como telekinesia, es la práctica mediante la cual el ser humano puede producir movimientos y modificaciones físicas en el medio que le rodea. ¿Cuál es la explicación para este fenómeno? Sabiendo que la naturaleza de la creación es mental manifestada por la consciencia pura, tenemos que darnos cuenta de que, al ser nosotros parte de esa consciencia pura, somos cocreadores de la realidad que nos rodea: creer = crear. Todo lo que nosotros pensamos que es cierto se manifiesta.
Habiendo expuesto lo anterior, podemos extraer que si deseamos desplazar algo con nuestra mente, si estamos seguros de que podemos, entonces lo conseguiremos.
En esto se basa el éxito en esta tarea. Sin embargo, cabe señalar que existen numerosas limitaciones autoimpuestas por el ser humano. El subcosnciente colectivo nos dice que es imposible que podamos mover algo con la mente y si le preguntas a cualquier conocido, te dirá la mayoría de las veces que dejes de pensar en cosas sin sentido.

Y todo esto se ha ido generando desde el momento en que nacemos así que imaginaos la cantidad de información que nos bloquea que puede haber dentro de nosotros. Tenemos que ir eliminando poco a poco de nuestra mente estos pensamientos limitadores, para poder empezar a creer en otra realidad más amplia de la cual es necesario que seamos conscientes y sin cerrarnos a la idea de que no puede existir.
Si creemos que la realidad entera puede ser comprendida en este momento en que nos encontramos de la humanidad valiéndonos tan sólo de la ciencia y de nuestra razón, sería caer en un error, por lo que si podemos superar estas barreras iniciales podremos alcanzar el objetivo de poder expandir nuestra mente y nuestros sentidos para intentar descubrir una nueva parte de la realidad que en otro momento podíamos haber negado.

telekinesis

A partir de lo expuesto anteriormente, podemos empezar a realizar un ejercicio sencillo que nos ayudará en esta tarea. Vamos a intentar mover algún objeto pequeño.
En esta práctica que vamos a realizar es conveniente usar objetos lo más pequeños y ligeros posibles dentro de lo razonable, para que creamos que es más fácil llegar a moverlos. Antes de comenzar, haremos un ejercicio interno de creer y visualizar que realmente no existen limitaciones y que somos parte de lo que vemos y que por tanto podemos moverlo.
Una vez hecho este ejercicio y nos creamos capaces de conseguir nuestro propósito, procederemos a concentrarnos en el objeto que deseamos desplazar, colocándonos físicamente frente a él, lo más cerca que podamos.
La concentración debe ser lo más focalizada posible en el objeto, sin que para nosotros exista nada más en ese momento. Seremos conscientes en ese instante de que nuestra intención y el movimiento del objeto son una sola cosa. Si tenemos la suficiente fe, entonces podremos quizá llegar a ver que estamos logrando resultados y que hay un movimiento que ha sido manifestado.
La constancia es fundamental en la mayoría de los casos, ya que desestructurar nuestra mente y hacerle creer finalmente que somos capaces de conseguir esta tarea suele ir acompañado de la paciencia, debido al gran arraigamiento de creencias que hay instauradas en los diferentes niveles de nuestro subconsciente.
Esta práctica no tiene ningún misterio en realidad, pero sí nos abrirá las puertas de una mayor comprensión de la realidad y ver cómo nosotros directamente influimos en ella, lo cual es hacernos en parte conscientes del funcionamiento de la realidad en la que vivimos.

Al ir ampliando nuestra consciencia, iremos estando mucho más conectados con nuestro ser interno y  con las energías sutiles, que son las que nos conectan con los planos invisibles al ojo humano pero que subyacen a la realidad física en la que estamos inmersos, lo cual nos llevará en algún momento a todos a entender que en realidad somos seres divinos cocreadores  y que podemos atraer a nuestra vida cualquier cosa que deseemos ya sea de una forma más evidente y física como se trata de manifestar mediante la telekinesis o de una forma mucho más sutil, atrayendo todas las situaciones que deseemos en nuestra vida.