Mitología: verdad

A lo largo de la historia hemos asistido al nacimiento de grandes civilizaciones y extraordinarias culturas que se han caracterizado por aportar grandes conocimientos y avances en diversas áreas del conocimiento que han permitido al ser humano desarrollarse.

Paisaje

Entre estas culturas encontramos algunas que tenían una gran riqueza a nivel de mitología, que para muchos forma parte de un bonito cuento, pero que sin embargo guarda una base real a partir de le cual se afianzan estas creencias.

En el plano físico en el que nos encontramos existen unas leyes que determinan lo que puede ser real o no.
Tenemos que tener en cuenta que la mayoría de las creencias mitológicas se basan en la información canalizada por muchas personas procedente del plano astral o incluso de quinta dimensión a la que ciertas personas tienen acceso de manera visual o de cualquier otra forma.


A continuación vamos a hacer un repaso a algunas de las creencias mitológicas de las antiguas civilizaciones humanas que consideramos interesantes ya que están basadas en una verdad:

El Pataricu, en la mitología asturiana se refiere a los cíclopes, seres que habitan el plano astral y que son comunes a otras creencias mitológicas.

El Oricuerno es en la mitología castellana la representación del unicornio, del cual tenemos constancia en muchas otras culturas y que es también un ser que podemos encontrar en planos sutiles inmediatos al nuestro y que han sido vistos en muchas ocasiones.

La Sirena Chilota pertenece a la mitología chiloé, mitad pez, mitad humana y que como en la mayoría de tradiciones trata de buscar compañía masculina encandilando a marineros a través de sus preciosas canciones.

Encontramos a los dragones en la mitología china que son seres benévolos. Es tan grande la importancia de los dragones para los chinos, que en el año del dragón se tienen muchos más hijos que en otros años, por la creencia de que esto les traerá buena suerte.

En el cristianismo encontramos a los ángeles, seres que habitan dimensiones elevadas y que se encargan de llevar a cabo la voluntad divina.

En la cultura germana nos encontramos con la creencia de los enanos, nibelungos y espíritus de la naturaleza, que son elementales del plano astral y que han sido retratados en múltiples ocasiones en todo el mundo.

En la mitología extremeña nos encontramos con la licantropía, que se basa en la existencia de los famosos hombres lobo.

En una gran parte de las culturas primitivas de la Tierra, nos encontramos a las hadas, protectoras de la naturaleza y que habitan también el plano etérico y están por encima de la tercera dimensión.

Estos son solo algunos de los ejemplos que podemos encontrar en las diferentes creencias mitológicas de las distintas culturas de la Tierra y que están basados en la visión de una parte de la realidad a la cual solo algunas personas tienen acceso de forma consciente.