Alimentación consciente

Hombre coge el Sol

Existen diferentes fuentes de alimento, a través de las cuales podemos saciar nuestras necesidades biológicas, pero cada una de estas formas de alimentación tienen unas consecuencias distintas para nuestro organismo, entre las cuales podemos distinguir:


- Carnívora: es el tipo de alimentación que incluye entre sus características, la ingesta de animales como pueden ser las aves, mamíferos o peces.
La gente que necesita incluir animales en su dieta, se caracterizan en su mayoría por tener muchas emociones, puesto que la energía de estas emociones, se regenera a través de la ingesta de animales, lo cual genera en los humanos una energía agresiva.
Según la densidad energética que aportan un grupo de animales u otros, podemos establecer esta comparación de mayor a menor:
Carne de mamíferos > aves > peces

- Vegetariana: esta alimentación, a base de alimentos como las plantas, frutas o los frutos secos, se da generalmente en individuos que han alcanzado un mayor nivel de conciencia y no necesitan alimentar apenas emociones.

- Minerales: se da en personas que se encuentran muy conectados con el Todo y poseen un nivel de equilibrio interno muy grande, por lo que la energía que necesitan es muy sutil.
Este tipo de personas normalmente pueden también alimentarse a través de la energía pránica y del Sol, por lo que pueden prescindir de los dos primeros grupos de alimentación.

Es importante que se tenga en cuenta que no todo el mundo está preparado para saltarse directamente los primeros pasos de la pirámide de alimentación, puesto que sus cuerpos no están preparados para adaptarse tan rápidamente, por lo que es importante que este proceso se acompañe de un cambio paulatino hacia una mayor conexión con la conciencia espiritual.