La cuarta dimensión y el plano astral

Cuarta dimensión

Científicamente hablando, sabemos que la cuarta dimensión está asociada al fenómeno espacio-tiempo, lo que implica hablar de su curvatura. Esto nos permite, a su vez, comprender la relatividad del tiempo.

Sin embargo, los humanos, físicamente no tenemos percepción de este hecho, ya que desde este plano material percibimos los fenómenos de forma lineal en el tiempo.

No obstante, sabemos que todo existe en todas las dimensiones, que unas interpenetran en otras y que todo está conectado.
Por tanto, podemos hablar de que de algún modo tenemos que ser conscientes (o "subcoscientes") de la cuarta dimensión, ya que la información, como energía, siempre se proyecta y tiene su eco en el Universo.


Aquí, entramos a hablar de lo que se denomina el plano astral (la misma cuarta dimensión). Este término, se usa en relación al cuerpo astral humano, que es un "doble etérico" del cuerpo físico. El éter es la energía, vibrando a una velocidad superior a la materia del plano físico, por lo que no somos capaces de percibirla con nuestros ojos.

Si fuésemos entonces capaces de conectarnos con la cuarta dimensión o plano astral y ser conscientes de esa parte de la realidad, tendríamos acceso a toda la información del Universo presente-pasado y futuro, ya que como hemos visto, el tiempo en realidad no es una sucesión lineal de hechos, aunque lo percibamos así.

Mucha gente, dice ser capaz de conectarse con ese plano de consciencia para tener acceso a toda la información (mediums y videntes) y otros muchos incluso aseguran que son capaces de traspasar toda su consciencia a la cuarta dimensión (el denominado viaje astral).

Cuerpo astral saliendo

Varios estudios se han hecho sobre todo esto, con sorprendentes resultados, dejando patente que existe otra parte de la realidad de la cual podemos ser conscientes.
De cada uno de nosotros depende investigar y experimentar, para ver qué es lo que realmente somos capaces de percibir.


Artículos relacionados:

Cómo funciona el plano astral: leyes